jueves , septiembre 21 2017
Inicio / Archivo / Proyectos ambientales para la ciudad eco-socialista que queremos

Proyectos ambientales para la ciudad eco-socialista que queremos

Para tener la ciudad que soñamos es necesario la planificación del desarrollo ambientalmente sustentable, transformación de la gestión municipal, la inversión en proyectos de bajo costo y de alto impacto social-ambiental. Además, es fundamental la participación y contraloría ciudadana.
La ciudad de Barquisimeto, se está recuperando del estado de caos, abandono e ignominia en que fue dejada por el alcalde destituido, quien nunca comprendió las necesidades de los ciudadanos y el potencial que tiene la ciudad musical de Venezuela.
La nueva administración está devolviendo la limpieza, el orden, la demarcación vial, señalización, arborización y otras mejoras progresivas. La gente vuelve a tener fe y esperanza en el futuro. Atrás quedó, la ciudad embasurada, con barricadas en cada esquina, con “delincuentes ambientales” cortando árboles, quemando cauchos y basura.

Hoy los ‘Barquisimetanos’ y ‘Barquisimetidos’ exigimos justicia ambiental por los más de 847 árboles talados. Es necesario que se investiguen y se realicen los juicios respectivos por delitos ambientales y que la sanción incluya trabajos comunitarios como siembra, riego y poda de árboles, pintura o demarcación de calles y avenidas, reciclaje, entre otras actividades para compensar en parte los destrozos ocasionados.

Las crisis, constituyen una oportunidad para rectificar el modelo de gestión municipal, incorporando las variables ambientales y ofreciendo más calidad de vida a sus habitantes.

El movimiento ambientalista de Lara propone los siguientes proyectos para trasformar a Barquisimeto en la ciudad más hermosa, ordenada, limpia, humanizada, culta y bohemia del país.

1.     Eco-carretones: Móvil o bicicleta adaptada para la carga de materiales reciclables (cartones, plásticos, chatarra, objetos y antigüedades…) de bajo costo, diseño sencillo, tracción de sangre (a pedal). Es una estrategia de inclusión de los más vulnerables: los recicladores, esas personas que buscan entre la basura un ingreso, cuya importancia de su labor no es reconocida, pue estos, de forma anónima trabajan por nuestra salud y la conservación ambiental, reduciendo la cantidad de basura que llega a las ciudades y que se acumularía en las calles, áreas verdes y otros espacios públicos.

2.     Ciclovía: Aprovechando que ya se cuenta con los canales exclusivos de Transbarca, se propone incorporar otras vías demarcadas con un rayado verde de un metro y medio (1.5mts) de ancho por donde circularán únicamente los vehículos de dos ruedas (motos y bicicletas) y otros de tracción de sangre (patinetas, patines, monopatines, eco-carretones…). Esta ciclovía permitirá ordenar el tránsito, sobre todo de motos y resolver un gravísimo problema de salud pública que tiene la ciudad: los accidentes de motociclista, que colapsan las emergencias de los centros médicos y que dejan como saldo, a cientos de conductores lisiados o discapacitados de por vida y aumentan el gasto del estado para atender estos casos. ¡Imagínese! toda la ciudad con un trazado, de color verde, paralelo a las principales avenidas de la ciudad y centenares de ciclistas, motorizados y patineteros con sus cascos y chalecos, circulando con total seguridad y precaución por estas vías.

3.     Corredor vegetal “Divina Pastora”: Reforestar todo el trayecto que recorre la madre de los Barquisimetanos con árboles autóctonos e incorporar a los vecinos en su cuidado. Este corredor, incluye los 7 kilómetros desde Santa Rosa hasta la catedral, más las vías que conducen a cada iglesia e institución que visita la virgen durante su peregrinaje. Se propone que cada familia, siembre un árbol por cada niño/niña que tengan y se comprometan en su cuidado, le coloque un identificador con el nombre común, el nombre científico del árbol y del niño al cual está dedicado dicho ejemplar. También colocar la fecha de siembra, para que perdure en la memoria, la edad del árbol y evitemos a futuro nuevos ataques contra estos seres, que no tiene militancia política y que injustamente fueron masacrados por los violentos durante las guarimbas.

4.     Circuito de parques y refugios urbanos de biodiversidad: Convertir a Barquisimeto en la ciudad de los cien (100) parques, con un plan de rescate de los parques urbanos, plazas, parques de bolsillos o microparques, paseos o corredores vegetales y otros espacios que puedan ser arborizados y mejorados con la colocación de luminarias, senderos ecológicos con identificadores a los árboles, con estaciones de observación de naturaleza, banquetas, zonas de acampada y múltiples juegos. Transformar cada puesto de guardaparques en un centro de educación ambiental que pueda generar recursos para el propio parque.

Entre los parques a desarrollar están el jardín Botánico en el cono de seguridad, donde se puede crear un proyecto agroproductivo con cocuiza o cocuy, siembra de semerucos o cacao. El parque del norte, el parque del sur para conectar Bosque Macuto, Mundo de los Niños y el Valle del Rio Turbio.

Otras propuestas de parques quedaron plasmadas en el Plan de Desarrollo Urbano Local (PDUL) y deben retomarse, como el Mirador Parque Cerro La Cruz, Parque Metropolitano La Ruezga, Parque Guayamure (abandonado en Rio Claro) igualmente es necesario, el fomento de parques urbanos en todas las parroquias de Iribarren.

En el marco del plan Somos Venezuela, capacitar a Guías Ecoturísticos para la protección, mantenimiento y realización de visitas guiadas.

Cada parque o plaza, puede estar especializado en una temática; además convertirlos en refugios urbanos de biodiversidad, sembrando las especies cuyos frutos sirven de alimentos a las aves, ardillas, iguanas y otros compañeros de hábitat y colocando nidos artificiales y comederos para aves.

5.     Red de ecoturismo y turismo científico: Barquisimeto tiene gran potencial para el turismo. Es un cruce caminos de occidente al centro y oriente del país, además de su clima, posee infraestructuras y servicios y lo más importante, la buena disposición y amabilidad de la población para tratar con el público. Se propone crear con relativa poca inversión, una red de museítos ambientales (zoológicos visuales, taxidermias, maquetas, mapas y juegos interactivos); observatorios o miradores astronómicos y planetarios, en Rio Claro, Bobare, Buena Vista, El Manzano, por la calidad de sus cielos para esta actividad; museos de historia natural, serpentarios y acuarios.

Estos espacios generarían ingresos por conceptos de entradas, cafetines, artesanías, sourveniers o recuerdos, posadas y otros. Todos estos centros de ciencia, recreación y turismo, pueden ser instalados por iniciativa de particulares para generar empleo no dependiente del estado y con una menor inversión en relación a otros proyectos.

El turismo de observación de aves, ofrece divisas y genera empleo en diferentes países con menos biodiversidad que Venezuela. Desde Barquisimeto, se pueden conformar grupos de guías para llevar turistas nacionales y extranjeros a observar aves. Dentro de la ciudad existe un importante número de dormideros y hábitats, así como en las poblaciones y municipios cercanos que pueden ser aprovechados para la ornitología.

6.     Red de museos y casas antiguas: Un plan para la reactivación y mejoramiento de los museos, casas antiguas y espacios turísticos (Mirador de la Catedral, Flor de Venezuela, Concha Acústica, Anfiteatro…). Un plan de visitas guiadas para captar visitantes desde otras ciudades.

7.     Turismo religioso: la ciudad cuenta con iglesias de imponente estilo, con imágenes y obras realizadas por importantes artistas. Cada iglesia en sí, es un museo. Promover las procesiones y facilitar la visita de feligreses a la ciudad.

8.     Arte mural eco-socialista: Entre los jóvenes y artistas urbanos realizar murales por todo el municipio, con motivos y mensajes alusivos a los próceres y las batallas de nuestra independencia, cultores, artistas y músicos larenses, fauna y flora en peligro de extinción del estado y los nuevos valores eco-socialistas (la paz, la ética, el sentido de patria, la honestidad, la solidaridad…)

9.     Centro de capacitación de emergencias, rescate, deportes extremos y turismo: Existe una alta demanda de cursos especializados como: rapell (ascenso y descenso con cuerdas) primeros auxilios, supervivencia, escalada, montañismo, submarinismo entre otros. Instituciones públicas como bomberos, protección civil o los grupos de rescate y ambientalistas, pueden generar algunos recursos para su autogestión a través de estos cursos, los cuales convertirían al estado Lara en epicentro de la formación en este tipo de actividades y generan valor agregado, pues al realizar las prácticas y salidas apoyan el turismo local.

10.  Red de Brigadas ambientales: Hoy día, es necesario activar el movimiento verde regional con la conformación de un sistema de brigadas ambientales autónomas, que incluya grupos escolares, liceístas, universitarios, comunales e independientes. Se propone una organización similar al sistema de orquestas, pero especializado en la formación eco-socialista, donde los participantes reciban capacitación permanente, dotación y sean incluidos en diversas actividades de conservación, investigación y proyectos.

11.  Red de refugios caninos y felinos: Iribarren requiere una política animalista integral. Esto incluye atención de los animales en situación de abandono, vacunación masiva de todos los ejemplares, tanto los callejeros como los que se encuentran en hogares y locales; creación de hogares o refugios para trasladar a los animales heridos, mutilados o lisiados, las hembras con crías, los animales esterilizados o que se encuentran en tratamiento médico y de manera general, un lugar para mantener en condiciones dignas a aquellos animales que difícilmente serán adoptados y que se encuentran enfermos o ancianos.

12.  Sistema de Emergencias Ambientales 123: Un sistema similar al 171-911, pero dedicado a atender incendios, vertidos, emisiones tóxicas, materiales peligrosos, control de animales silvestres, traslado de animales arrollados o heridos, maltrato animal, control de especies invasoras o exóticas, combate al tráfico de fauna y flora y otras emergencias que afecten nuestros ecosistemas.

Con el programa Somos Venezuela, incorporando a la población penal, se pueden capacitar a jóvenes militantes del movimiento ambientalista y estructurar este sistema, que convertiría a Barquisimeto en la primera ciudad del país, en disponer de un servicio de emergencias ambientales.

13.  La policía ambiental: Creación de un cuerpo autónomo de policía especialista en investigación, prevención y combate del delito ambiental. Los integrantes deben seleccionarse entre los miembros del movimiento ambiental o funcionarios que demuestren vocación para esta actividad. Estos a su vez, serían los ejecutores del servicio de emergencias ambientales

14.  Impulso a los tribunales ambientales: La Jurisdicción Especial Penal Ambiental establecida en el artículo 136 de la Ley Orgánica del Ambiente, es una deuda del estado venezolano, para disponer de tribunales especializados en el delito ecológico. Aunque su conformación, no depende del municipio; este conjuntamente con el movimiento ambientalista deben asumir el liderazgo para solicitar su creación ante el Ministerio de Justicia y la Asamblea Nacional Constituyente.  De esta manera se podrá contar con un sistema de justicia ambiental, que incluya la defensoría, fiscalía, tribunales, guardería, policía y el servicio de emergencias ambientales.

Con voluntad política y participación ciudadana, transformaremos a Barquisimeto en una ciudad eco-socialista que queremos.

ecoinfante@gmail.com
@joseinfante2016 | @guardeam
animaleandovenezuela.blogspot.com

Comenta con Facebook

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com