miércoles , septiembre 20 2017
Inicio / Archivo / UPSA Caquetíos: Producción, formación e internacionalismo

UPSA Caquetíos: Producción, formación e internacionalismo

 

En ella se lleva a cabo una de las tareas del Movimiento Sin Tierra en Venezuela, que es contribuir a la construcción de un espacio de formación latinoamericana, la UPSA fue concedida al Movimiento, no solo como un espacio de producción de alimentos, para contribuir de forma efectiva en la alimentación del pueblo venezolano, sino también como un espacio de formación de los movimientos sociales.

Resultado de imagen para UPSA CaquetíosUN POCO DE HISTORIA

El Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra, nació de las luchas concretas que los trabajadores rurales fueron desarrollando de forma aislada en la región Sur de Brasil por la conquista de la tierra, al final de la década del 70.

Brasil vivía una apertura política, post-régimen militar. El capitalismo nacional no conseguía aliviar las contradicciones existentes en cuanto a la concentración de la tierra, la expulsión de los pobres del área rural y la modernización de la agricultura persistían, en cuanto al éxodo para la ciudad y la política de colonización entraban en una crisis aguda.

En ese contexto surgen varias luchas concretas que se articulaban poco a poco. De esa articulación se delineó y se estructuró el Movimiento Sin Tierra (MST), teniendo como matriz el campamento de la Encrucijada Natalino, en Ronda Alta (RS), y el Movimiento de los Agricultores Sin Tierra del Oeste de Paraná (Mastro).

LA LLEGADA A VENEZUELA

La Brigada Internacionalista Apolonio de Carvalho (BIAC), pionera en la tarea internacionalista del MST y siempre haciendo honor a la bandera del internacionalismo revolucionario, llega a Venezuela en 2006 por una invitación que les hiciera el Comandante Chávez para sumarse y aprender del proceso de la Revolución Bolivariana y para poner en práctica sus métodos de siembra, que lo asombraron y los cuales pidió se multiplicaran en tierras venezolanas.

En estos 11 años de militancia en Venezuela, la BIAC se ha sumado a diversas tareas, en áreas como la formación, la organización popular y la producción agrícola. Entre las tareas desarrolladas hoy por la BIAC se encuentra la conformación de la Escuela Caquetíos, ubicada en la UPSA del mismo nombre.

Resultado de imagen para UPSA CaquetíosLA ESCUELA POLÍTICO-TÉCNICA CAQUETÍOS

Es un espacio reivindicado y en construcción, articulado por el Gobierno Bolivariano (Ministerio de las Comunas), en conjunto con el MST, que tiene como objetivo ser un centro de formación con enfoque en la capacitación técnica agroecológica y al rescate y producción de semillas.

Luisa Araujo, lleva un año asumiendo la dirección de la UPSA y el control político de la Escuela Caquetíos, cuenta que el Plan Popular de semillas tiene como objetivo estructural la Ley de Semillas, que permitirá disponer de semillas locales, campesinas, indígenas y afrodescendientes de calidad, garantizar su intercambio y acceso a tiempo para la siembra, bajar los costos de producción y con ello aportar a la construcción de la soberanía agroalimentaria de nuestro país, desde los esfuerzos del Poder Popular.

“Estos convenios tienen el objetivo de potenciar la capacidad de intercambiar experiencias para fortalecer el proyecto socialista que recorre América Latina”, aseguro.

El MST surgió como un grito de rebeldía ante las presiones históricas de la derecha en Brasil. Con grandes manifestaciones, audiencias y concentraciones han logrado significativas victorias sindicales. Y Hoy por hoy lo podemos encontrar regados como semillas por el mundo, comenta Araujo.

La BIAC, contribuyó en la creación del Instituto de agroecología latinoamericana Paulo Freire en Barinas, desde el 2014 entran a este espacio (UPSA Caquetíos), como asesores de la corporación, en abril del año 2016 se concreta el tema de comodato de la tierra y es ahí donde brasileños y venezolanos pueden desarrollar todo el tema socio formativo y de producción.

Gracias a un grupo de venezolanos que se unen a la brigada en el marco del convenio que hicieron con el comandante Chávez y luego con el presidente Maduro donde es reafirmada la necesidad del empoderamiento de la tierra y de la soberanía alimentaria como un tema vital para el venezolano.

“Ellos -los brasileños- están acá no disputando unas tierras, si no, todo lo contrario, ayudando a fortalecer al pueblo a la organización y al gobierno ya que se han realizado convenio entre varias instituciones (Ministerio de las Comunas, construyó la estructura de la escuela, convirtieron las antiguas caballerizas en 10 cómodos cuartos donde los participantes de los seminarios, cursos y talleres pueden alojarse mientras dure su formación), Ministerio de Agricultura Urbana canaliza el tema de las semillas, y garantizar la producción para responder a ese llamado de soberanía que hacen y requieren los pequeños y medianos productores.

Luisa comenta que, “La nobleza de la tierra es mucha, un suelo dedicado a producir por más de 60 años caña de azúcar y a la cría de caballos de paso hoy y sin mucho tratamiento químico produce, cebolla, pimentón, patilla, ají dulce, auyama, maíz blanco y maíz guanape ente otras cosas que nos sirven en el autoconsumo de la escuela, la certificación de la semilla y en la contribución al arrime a los CLAP”.

Según la directora están en la concertación de un espacio de producción donde puedan comunicase con las comunas y consejos comunales cercanos para poder garantizar los rubros primeramente a ellos, creando una red de comercialización del productor al consumidor directo.

La creación de una red de apoyo con los movimientos sociales para garantizar que lleguen los rubros del campo a la mesa es la manera más efectiva que la producción alcance los niveles para los cuales fueron destinados, es según Araujo la mejor experiencia de la producción.

ESTATUS LEGAL DE LA UPSA

En estos momentos la UPSA Caquetíos, está en estatus de comodato atraves del Instituto Nacional de Tierras (INTI), el comodato como se sabe, es un contrato por el cual una parte entrega a la otra gratuitamente una especie, mueble o bien raíz, para que haga uso de ella, con cargo de restituir la misma especie después de terminado el uso.

MICRO MISIÓN JACINTO LARA

La UPSA entra en la micro Misión Jacinto Lara con el objetivo de apalancar y recuperar el potencial agro-productivo en la región, a través de la Agenda Económica Bolivariana y del Motor Agroalimentario. a fin de activar la recuperación de maquinarias e implementos agrícolas, pozos, insumos y cumplir con las metas del Ejecutivo en materia productiva.

EXPERIENCIA CON LA SEMILLA DEL MAÍZ GUANAPE

En la UPSA Caquetíos, hay 6 hectáreas sembradas de maíz guanape, que es una variedad de maíz criolla, la cual estaba prácticamente extinta y en la unidad de producción se ha venido recuperando, especialmente para semilla y garantizar esa soberanía y dejar de depender de una semilla que viene de afuera, si no, que desde aquí mismo garantizar la semilla; además que esta es una variedad de semilla que se adapta a cualquier clima y soporta cualquier tipo de suelo y ofrece unos niveles óptimos de producción, informa Luisa Araujo.

El maíz guanape es una variedad de maíz autóctono de Venezuela, específicamente del oriente del país.  Por ser una variedad de maíz originaria, posee una genética más resistente a las plagas que las semillas importadas, requiriendo menos pesticidas y agro-tóxicos, de igual modo posee una concentración más alta de proteínas, garantizando materia prima que genera menos impacto ecológico, con menos gastos y un producto final de más alta calidad a un precio justo.

Está semilla llega al UPSA, primero, gracias al valioso trabajo siendo realizado en el Municipio Valle de Guanape, Estado Anzoátegui, donde Pablo Characo, presidente de la Asociación Civil de Cereales Unidos de Guanape, se ha dedicado a la propagación y distribución de esta semilla indígena a los productores de la nación, cómo el Consejo Campesino de Sabana Alta.

La UPSA Caquetíos, ha asumido la tarea, no solamente a la siembra del rubro, sino de la multiplicación de la semilla.

A la llegada de la primera dotación de semillas de maíz guanape, llegaron 40 kilos de los cuales ya hoy superan los 1000 kilos de semillas para el intercambio con pequeños y medianos productores, consejos campesinos y poder ayudar primeramente a las personas del punto y circulo, las comunidades cercanas, contribuir a disminuir los costos que en el merado alcanza los 10 mil bolívares por kilo de semilla, muchas veces de mala calidad. “En la UPSA Caquetíos trabajamos en base de ofrecer una semilla de alta calidad trabajada agroecológicamente y a buen precio”, asegura Araujo.

Para Araujo, la experiencia de las UPSA, es una apuesta que reúne las voluntades de organizaciones, colectivos, redes e individualidades de todos los rincones del país y de países hermanos del continente, que han concretado de forma autogestionaria, colaborativa y auto convocada esta iniciativa; que es expresión del amor chavista, de unidad en la diversidad, pero sobre todo demostración de una nueva cultura política.

YULERMIS MIRELES

CIUDAD BQTO

Comenta con Facebook

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com