miércoles , octubre 18 2017
Inicio / Archivo / De Pío al Che: poesía y revolución

De Pío al Che: poesía y revolución

Algunos dicen que agua y fuego son elementos antagónicos, pero ¿qué sería de la humanidad sin el sol o sin los ríos? Resulta que tal antagonismo se diluye en nuestra propia vitalidad. Lo mismo pasa cuando hablamos de revolución y poesía porque generalmente evocamos a la revolución, rígidos, como imitando a Stalin frente a un manual. Y cuando decimos poesía caemos cursilerías y elitismos. Pero ni lo uno ni lo otro, para la humanidad la revolución y la poesía son tan vitales como el fuego y el agua, cuestión que se demuestra a través de la vida del José Pío Tamayo y Ernesto “Che” Guevara. Pero si nos dejamos llevar por el esnobismo y la moda, quedaríamos en blanco, porque del Che el cliché y de Pío ni pío… en este mundo superficial. ¡Hay que profundizar!

Francisco Tamayo asegura que la palabra Tocuyo significa «río de luna», y en esa lógica comprendemos a Pío cuando declara: «indio tocuyo soy». Y en la metáfora lo han querido minimizar en la poesía, borrar su compromiso con la humanidad y sus históricas luchas, pero es nuestro compromiso mostrar su tesón, porque es muy cierto que el llamado «floricultor de hazañas» desarrolló una obra literaria de vanguardia: escritos en la prensa, una novela, cartas y poemas sueltos en su gesta internacionalista, pero no es menos cierto que esa gesta fue profundamente revolucionaria y que constituye uno de los antecedentes del marxismo más importantes de nuestra abrazada América.

El 5 de este mes conmemoramos un año más de la muerte de José Pío Tamayo, muchos abrogan esa muerte a un poema llamado «Homenaje y demanda del indio» reduciendo en las palabras todo el peligro que representaba este hombre para el gomesismo. Es cierto que ese poema impactó tanto en los estudiantes de la época, que incluso los discursos de Jóvito Villalba y Rómulo Betancourt quedaron en un segundo plano. Pero el poema no fue más que el eco de toda una vida de militancia, donde el joven aportó a la organización campesina y obrera de más de seis países del continente, participó en la fundación del partido comunista cubano y formó políticamente desde el marxismo-leninismo a otros compañeros y compañeras en espacios como la llamada «Carpa Roja», la cual se convirtió en una escuela dentro de la cárcel que luego echaría las bases para la creación del partido comunista de Venezuela, influyendo en hombres como Miguel Acosta Saignes, Kotepa Delgado y el propio Andrés Eloy Blanco.

No es extraño entonces que, Miguel Acosta Saignes exprese «Él fue un maestro del futuro en medio de jóvenes desorientados. Él alzó la mano del guía frente a los adolescentes que marchaban atropelladamente, llenos de impulsos juveniles por una justicia inconcreta y de intuiciones creadoras, pero sin conocimientos», y menos extraño es que un personaje llamado Rafael Ángel Arraiz le escribiera a Juan Vicente Gómez que Pío Tamayo era un «temible agente del comunismo internacional», cuestión que, como en el caso del Che, constituye la verdadera causa de su muerte.

Ahora, ¿por qué el Che Guevara en medio de un escrito sobre Pío Tamayo? –O viceversa– Pues porque sufren de un olvido similar: mientras a uno tratan de desconocerlo como revolucionaria al otro lo han desconocido como poeta. Sí, el Che también es un poeta, y está registrada su obra en un poemario publicado por la Editorial La Espada Rota y prologado nada más y nada menos que por Mario Benedetti.

Al Ché, colmado de loas por su carácter revolucionario, lo han querido borrar entre su propia gloria. Pero el Che en su humanidad resiste y siempre nos da nuevas oportunidades para mirarlo, no sólo como el guerrillero, sino como el hombre que a través de diarios y de una limitada poesía nos mostró la abrazada América desde la miseria y la esperanza.

El Ché realiza la mayor parte de sus poemas en México, antes de embarcar en el Granma junto a Fidel Castro y los ochenta hombres que tratarían de «tomar el cielo por asalto» en Cuba, y escribió: «El mar me llama con su amistosa mano / Mi prado –un continente– / se desenrosca suave e indeleble / como una campana en el crepúsculo». El Comandante Ernesto “Che” Guevara, un poeta que no podríamos tomar por ingenuo, porque basta era su lectura, prueba de ello es el llamado «Cuaderno verde» escrito en Bolivia, en el cual transcribe poemas de autores como León Felipe, Lorca y Pablo Neruda. Asimismo podríamos tomar como prueba los testimonios de escritores como Julio Cortazar, el cual lo caracterizó hablando de literatura como «un hombre cultísimo».

Vemos entonces como la poesía y la revolución se hacen una, se complementan y se funden en las virtudes del pueblo. En ese sentido nos quedan grandes deudas: difundir la poesía del Ché y profundizar en su pensamiento, es una; y salvar a Pío de su peor muerte: el silencio y el olvido, es otra. Por ello volvemos a gritar ¡Pío Tamayo al Panteón Nacional!

Canto a Fidel

Vámonos,
ardiente profeta de la aurora,
por recónditos senderos inalámbricos
a liberar el verde caimán que tanto amas.

Vámonos,
Derrotando afrentas con la frente
plena de martianas estrellas insurrectas,
juremos lograr el triunfo o encontrar la muerte.

Cuando suene el primer disparo y se despierte
en virginal asombro la manigua entera,
allí, a tu lado, serenos combatientes,
nos tendrás.

Y cuando llegue el final de la jornada
la sanitaria operación contra el tirano,
allí, a tu lado, aguardando la postrer batalla,
nos tendrás.

El día que la fiera se lama el flanco herido
donde el dardo nacionalizador le dé,
allí, a tu lado, con el corazón altivo,
nos tendrás.

No pienses que puedan menguar nuestra entereza
las decoradas pulgas armadas de regalos,
pedimos un fusil, sus balas y una peña
nada más.

Y si en nuestro camino se interpone el hierro,
pedimos un sudario de cubanas lágrimas
para que se cubran los guerrilleros huesos
en el tránsito a la historia americana.
Nada más.

Ernesto “Che” Guevara

Por David Gómez Rodríguez
@davidgómez_rp

Comenta con Facebook

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com