Martes , Julio 25 2017
Inicio / Archivo / La guerra económica tiene como fin “incidir sobre las preferencias políticas de los venezolanos”

La guerra económica tiene como fin “incidir sobre las preferencias políticas de los venezolanos”

Foto referencial

La economista Pascualina Cursio, expuso que la guerra económica es un mecanismo utilizado por sectores con objetivos políticos y en Venezuela grupos recurren a esta táctica y la ejecutan con mayor intensidad en víspera de elecciones.

“¿Cuál es el fin? Incidir sobre las preferencia política de los venezolanos, del pueblo, en procesos electorales o de alta conflictividad política”, sostuvo en una entrevista concedida al programa La Hora de los Clap, conducido por Freddy Bernal.

Cursio explicó, que esa guerra tiene tres característica fundamentales: desabastecimiento programado y selectivo, inflación inducida y bloqueo financiero internacional, y “en víspera de los proceso electorales estos mecanismo de alteración en la distribución son más intensos, con el mismo objetivo: el político”.

La también escritora del libro La mano visible del mercado, guerra económica en Venezuela recordó que si en el país existiera una crisis, como la han querido estos sectores presentar en el ámbito internacional, el desabastecimiento fuera generalizado, “estuviesen afectados otros mercados, no solamente los que hemos estado observando” en cuanto a la focalización en algunos rubros alimenticios, medicamentos y productos de higiene.

Este ataque —que se ha venido ejecutando en Venezuela desde 2015, en especial seis meses antes de las elecciones parlamentarias, celebradas en diciembre de ese año, agregó— “está muy centrado en algunos mercados, manipulación y distorsión de estos mercados para generar este malestar, desestabilización social y por lo tanto incidir sobre la población y sobre su preferencia política”.

Agregó la economista, “Pareciera que no es un problema de producción ni de importación como mucho se ha dicho (…) Eso no es cierto, porque si fuese un problema de costo pues no estarían en los mercados negros, si fuese por la falta de asignación de divisas los productos no se consiguieran en otros lugares. El problema no está en la producción ni en la importación sino en la distribución”, explicó Cursio.

Indicó que ante esta realidad el Gobierno del presidente Nicolás Maduro creó los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap), que surgen “justamente para incidir sobre esos mecanismo de distribución que han sido alterados, como el hecho de no colocar los productos de manera regular, oportuna y suficiente, generando colas, proliferando mercados negros y, por lo tanto, generando malestar y angustia”.

Inflación inducida

Cursio también hizo referencia a la tendencia en los niveles Producto Interno Bruto (PIB) en el país y señaló que desde 2012 ha mantenido una tendencia a la alza, ubicándose incluso nueve punto por encima del histórico promedio de los últimos 30 años.

En ese sentido, explicó que esa realidad no se corresponde con la inflación. “Cuando analizamos los niveles de producción en Venezuela de los últimos cuatro años, en promedio, en términos per cápita, está en 9% por encima de los últimos 30 años”.

“Es decir, nosotros tenemos niveles de producción, de PIB que es lo que lo mide, relativamente alto comparado con los últimos 30 años”, explicó e indicó que ello muestra que esa inflación, evidenciada desde agosto de 2012, ha sido inducida por el desabastecimiento programado y la manipulación arbitraria del tipo de cambio.

Comenta con Facebook

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com