jueves , octubre 19 2017
Inicio / Archivo / EN BRISAS DEL NORTE II: 200 niños padecen enfermedades relacionadas a la falta de agua

EN BRISAS DEL NORTE II: 200 niños padecen enfermedades relacionadas a la falta de agua

Comunidad Brisas del Norte II lleva más de un año sin recibir servicios de agua de Hidrolara vía camiones cisterna FOTOS ALEJANDRO GIL

Las enfermedades relacionadas a la escasez de agua potable, han venido afectando de manera permanente a niños y adultos de la comunidad Brisas del Norte II, ubicada en la parroquia Unión de la capital larense. Unos 200 niños sufren las consecuencias de parásitos, amibiasis y escabiosis, los vecinos denuncian que Hidrolara los abandonó.

 

Hace casi cuatro meses, Ciudad BQTO visitó esta comunidad, en la cual se evidenciaban los mencionados problemas de salubridad que, con el pasar del tiempo, se han agravado. Debe resaltarse que la visita del equipo reporteril coincidió con la de Alejandro Molleja, coordinador de la Gobernación del estado Lara para la parroquia Unión, quien aseguró que el problema de ese entonces (9 meses sin recibir agua por medio de camiones cisterna), sería resuelto de inmediato.

 

Molleja dijo a Ciudad BQTO en esa ocasión que, como “gobierno local progresista” haría “todos los enlaces necesarios con los técnicos de la hidrológica”, y reconoció que la situación en la comunidad era “crítica” y lo que allí se vivía era “muy palpable”. Además, aseguró que el ejecutivo regional no tenía conocimientos sobre los nueve meses que, para tal fecha, sumaba la comunidad sin agua y por eso a partir del 1 de marzo, resolverían esa situación negativa.

 

En los próximos días se cumplirán 4 meses de aquellas promesas del empleado de la Gobernación de Lara que, según los vecinos, se quedaron en el aire. Silvia Dan, quien forma parte del consejo comunal de la mencionada comunidad, manifestó: “¿Saben que hizo ese señor? Mandó cuatro tanques de agua nada más y eso porque vinieron los periodistas, pero desde ahí, no se apareció más. Ahora, pasamos del año sin recibir agua de Hidrolara, estamos a merced de unos vendedores que nos traen agua salada y a precios altísimos, los problemas de salud siguen aumentando con el pasar de los días”.

 

Isaac Patacón coincide con estas afirmaciones y recordó que el Gobierno Bolivariano, a través de la Corporación de Desarrollo Jacinto Lara (CORPOLARA) instaló el sistema de tuberías, mientras Hidrolara “incumplió con su parte”.

NIÑOS SUFREN LAS CONSECUENCIAS

 

Maryori Rojas asegura que “quienes padecen en mayor medida de las irresponsabilidades de la Gobernación y de Hidrolara, son los menores, los niños deben tomar mucha agua y deben asearse a diario, por eso, la falta de agua les ha venido causando serios daños en la piel. En cualquier casa que entremos de la comunidad, vamos a encontrarnos los niños con diarrea y con ronchas en las piernas, la espalda y en todo el cuerpo”.

 

La doctora Eliana Rodríguez, médico responsable de la comunidad explica que la situación de salubridad en el lugar es “realmente alarmante” sobre todo en los niños, pero también en los adultos y en los ancianos.

 

“Hemos visto muchos niños con parasitismo intestinal que son característicos del consumo de aguas estancadas. Tanto en las consultas como en las visitas casa a casa que se realizan, hemos podido observar muchos casos de enfermedades en la piel como escabiosis, impétigo contagioso y mucha dermatitis”, explicó la galena.

 

Agregó que la semana pasada, en un trabajo médico de salud escolar, se atendieron a 18 niños, de los cuales, el 100 por ciento padecía de parasitismo intestinal y blastocytis hominis, entre otras enfermedades relacionadas con la falta o con el consumo de aguas no tratadas adecuadamente. Rodríguez aseguró que la situación es tan delicada, que hay casos en que se presentan hasta tres tipos distintos de parásitos en un solo menor.

 

ADULTOS NO SON INMUNES

 

La doctora subrayó que los adultos también sufren en gran medida las enfermedades producidas por los problemas de agua: “El deber ser es desparasitar a todo el entorno familiar, pero es un problema cuya solución depende más de un buen servicio de agua potable que de las medicinas que ataquen las enfermedades, y que al no ser eliminada la cusa de las mismas, estas aparecen nuevamente”, consideró.

 

Lilith Rodríguez, responsable de la mesa técnica de agua acotó: “Todas las personas de esta comunidad tienen un problema de salud por el mismo problema del agua. Por ejemplo, yo tengo desde hace tiempo una dermatitis, a nosotros nos venden un agua salada con la que tenemos que bañarnos, cocinar y tomarla”.

 

Ciudad BQTO conversó con madres cuyos niños padecen enfermedades en la piel o en el estómago por el mencionado problema. Lamentan que hasta ahora los médicos no puedan reestablecer la salud de sus niños porque luego de los tratamientos y la recuperación, estos recaen porque siguen consumiendo un agua que está contaminada, “pero tenemos que seguir dándoles de esa agua porque no tenemos otra opción”, sentenció Daxie Zerpa.

ALEJANDRO GIL RIVERO | CIUDAD BQTO

Comenta con Facebook

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com